sábado, 10 de enero de 2015

Consideraciones generales del sondaje vesical

• Sólo se debe realizar cuando sea estrictamente necesario, no debiéndose
prolongar su duración más tiempo del preciso.
• Siempre que sea posible se sustituirá la sonda vesical por un colector.
• No se debe pinzar la SV antes de su retirada.
• Mantener siempre la bolsa colectora por debajo del nivel de la vejiga.
urinaria. Evitar que la bolsa esté apoyada en el suelo o en otros objetos.
• El cambio de sonda se debe realizar sólo en los casos necesarios, es
decir, cuando aparecen signos clínicos o biológicos de infección uretral,
por roturas, obstrucciones, etc. Recomendamos el cambio programado
en los pacientes portadores de sondas de silicona cada 2 meses y cada
20-25 días en los sondajes con sondas de látex.
• No se debe emplear la fuerza para realizar el sondaje con el fin de
evitar lacerar la uretra.
• Utilizar los sistemas cerrados de recolección de orina, debido a las
ventajas demostradas para prevenir la infección urinaria.
• Para la recogida de muestras no debe abrirse la unión entre el catéter
y la bolsa colectora, sino realizar la punción, de manera estéril en el
catéter distal.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada